Roma en Navidades es un auténtico espectáculo. Perdernos por las calles y los rincones de la Ciudad Eterna es toda una aventura en cualquier época del año, pero si existe una temporada donde esta localidad se viste de largo es al final del año. ¡Os descubrimos los mejores planes para sacarle el máximo partido!

Piensa que la Ciudad de las Siete Colinas es un enclave muy vinculado a las tradiciones del cristianismo, así que durante estas fechas no les falta de nada y viven la Navidad con especial ilusión. Por cierto, ya que andamos por allí, no podemos dejar de guardar unas horas para pasear por la Ciudad del Vaticano. Este lugar, Patrimonio de la Humanidad, rezuma Navidad por cada poro del pequeño estado.

Roma en Navidades

 

Nochebuena y Navidad en Roma

Roma en Navidades luce espectacular gracias al cuidadísimo y precioso alumbrado de sus calles. Todo nos recuerda a las fechas en las que estamos, como los conciertos callejeros e improvisados de los zampognari.

En la antigüedad eran grupos de pastores que llegaban de los pueblos para celebrar la Navidad en la ciudad. Hoy quedan reminiscencias de aquellos tiempos y los grupos de zampognari, vestidos como pastores, tocan sus gaitas por la ciudad, en especial durante la Nochebuena.

Es es noche cuando también es típica la cena familiar y, luego, los más tradicionales aprovechan para oír la Misa del Gallo. Es entonces, cuando la misa ha llegado a su fin, cuando los romanos vuelven a casa y comparten una taza de chocolate caliente mientras abren sus regalos. Este es el momento de los más pequeños de la casa.

No olvidéis que es precisamente la mañana de Navidad, a partir del mediodía, cuando el Papa realiza, desde el balcón de la Plaza de San Pedro, la Bendición Urbi et Orbi, ¡en 65 idiomas!

Roma en Navidades

Nochevieja en Roma

Si sólo tienes un puñado de días para visitar Roma en Navidades te recomendamos que intentes coincidir con la bienvenida al nuevo año. En Roma no hay uvas para Nochevieja, esta es solo una costumbre española. No obstante, los romanos también tienen sus propios ritos, que comienzan también ante una mesa espectacular en la que no pueden faltar las lentejas con zampone. Este es el plato estrella, un guiso de lentejas con un embutido típico italiano, que trae suerte y fortuna para el resto del año.

Después de la cena llega el momento del veglione, su particular Notte di San Silvestro. Es la hora que marca el final del año y el comienzo del Año Nuevo. Los italianos inician su cuenta atrás y al llegar al cero festejan el Nuevo Año con un brindis con spumante, un espumoso que en España equivaldría al cava, y fuegos artificiales.

Roma en Navidades

Mercadillos y Belenes

Si te encantan las compras Roma no va a decepcionarte en Navidad. Primero porque sus comercios tradicionales y las tiendas del centro se engalanan para la ocasión. Por los alrededores de la Piazza di Spagna todas esas firmas de lujo han adornado sus comercios de la manera más tentadora y también con los regalos más finos y elegantes.

Otra opción es visitar el tradicional mercadillo de Navidad de la Plaza de Navona. ¡Imposible condensar el auténtico espíritu navideño en otro sitio!

Roma en Navidades es un sinfín de puestecitos ponen a tu disposición figuritas de belenes, juguetes hechos por artesanos, objetos decorativos propios de estas fechas, dulces típicos…

Otra cita ineludible de estas fechas es con la Befana. En toda Italia, y por supuesto en Roma, la bruja Befana es la encargada de repartir golosinas o carbón, dependiendo de cómo se han portado los niños durante el resto del año.vEl acontecimiento tiene lugar el 6 de enero, pero antes tendremos que comprar el calcetín en alguno de los puestos del mercadillo de Navidad.

Por cierto, no olvides hacer hueco para echar un vistazo a los muchos belenes que se reparten por la ciudad. Por supuesto, un imperdible es el del propio Vaticano, pero es bueno saber que los presepi (belenes, en italiano) son toda una afición en la ciudad romana y que uno de los acontecimientos más navideños de la localidad es precisamente su Exposición Internacional de Presepi, con más de 40 ediciones y más de 100 belenes.

Roma en Navidades

Gastronomía navideña en Roma

Al margen de las ya mencionadas lentejas de Nochevieja, la Navidad cuenta con otros deliciosos bocados, sobre todo dulces. Es el caso del archiconocido Pannetone, ese pan dulce artesanal de origen milanés pero que se ha extendido por toda Italia y fuera de sus fronteras. Te recomendamos que pruebes más de uno, sobre todo de las maravillosas pastelerías del centro de la ciudad.

Pero no podemos dejar de ahondar más en la tradición de Fin de Año. El plato típico de la Nochevieja romana también se llama Cotechino, realizado a base de un fiambre elaborado con distintas partes del cerdo y acompañado por las típicas lentejas de la suerte.

Por cierto, también en esta época es costumbre degustar ese fantástico gelato romano, así que no pierdas la ocasión de pasear por esas calles de Roma saboreando uno de sus deliciosos helados. ¡Comer en Roma en Navidades es un auténtico deleite para el paladar!

Menú
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestas cookies
Ok