Como, delicias en la orilla del lago
01
Abr

Como, delicias en la orilla del lago

Nos encontramos en un lugar mágico y cautivador, cuya belleza ha inspirado compositores de refinado talento, como Giuseppe Verdi, y escritores virtuosos, del calibre de Lord Byron y Stendahl.  Un lugar, capaz de despertar sentimientos conmovedores y románticos, que toman vida en cada paseo por la orilla de su espectacular lago: ¡Estamos en Como!

Alojada entre los valles pre alpinos y la ciudad de Milán, Como es considerada una tierra dónde las tendencias más urbanas conviven con las influencias tradicionales. Por esta razón, antes del intenso proceso de industrialización que invistió la región de  Lombardia, la orografía de la zona nos testimonia la obligada vocación agrícola de esta fascinante localidad. Como, desde sus orígenes, fue prácticamente forzada a explotar sus recursos con cultivos intensivos, con el fin de poder abastecer las continuas solicitudes que llegaban directamente desde Milán.

Así, históricamente, los recursos compatibles con su posición geográfica nos han transmitido siempre una imagen de impresionante floridez. Por un lado, estaba compuesta por bosques y generosos campos, cultivados con cereales de lo más variados (centeno, maíz, milla, cebada, etc.); y, por el otro, con la presencia de los ríos Adda y Ticino, que ofrecían y ofrecen, pescados y gambas destinados a entrar en el tradicional menú de la ciudad. Así era la imagen de Como, una imagen que sigue intacta y que, de alguna manera, ha logrado reforzarse gracias al halo de glamour que la ha acompañado estos últimos años. La ciudad, en efecto, sigue siendo muy conocida, no solamente por la hermosa belleza de sus alrededores y por los jardines coloridos que rodean las magnificentes villas (a testimonio de su pasado de bienestar económico), sino que también por su fructífera actividad industrial, que llegó a alcanzar la excelencia en el campo de la producción de la seda. Así, pues, la ciudad vivió su mayor esplendor en los años ‘90, siendo mundialmente conocida como “la capital de la seda”.  Durante esta época las casas de moda más importantes del panorama mundial producían aquí sus prendas. Sin embargo, debido a la crisis mundial, actualmente en Como solo se gestionan las fases finales del proceso de elaboración de este precioso tejido, ya que la materia prima se produce en otros países.

Con respecto al aspecto más político, los acontecimientos históricos de Como han compartido suerte con Milán. De hecho, tras un breve paréntesis de independencia, con la República de Sant’ Abbondio, la ciudad se sometió al poder de la familia Sforza, perteneciente al ducado de Milán; y, después, fue integrada en la República Cisalpina, de Napoleón. Sin embargo, Como, jugó un rol importante durante el periodo de la unificación de Italia, cuando el condotiero, Giuseppe Garibaldi, la liberó del poder de Austria. También es habitualmente recordada en los libros de historia por su cercanía con Mezzagra, pequeño municipio que pasó a las crónicas italianas, y mundiales, por haber sido el escenario del fusilamiento, ocurrido en el 1945, del dictador fascista Benito Mussolini y su amante, Claretta Petacci.

Gastronómicamente hablando, Como, ¡es sencillamente única! Comparada con otras zonas de la Italia Septentrional, la tradición culinaria de esta localidad es realmente muy amplia y variada. A pesar de tener una tradición bastante humilde, con cultivos de maíz, patatas y arroz, en las cocinas de Como, se utilizan también muchos cereales, harina de trigo sarraceno, aceite de oliva en abundancia, mantequilla y quesos de alto contenido calórico,  además de pescados de agua dulce y, preferiblemente,  carne blanca ante que la de caza.

Para entender plenamente las preferencias gastronómicas de esta ciudad, hay que tener en cuenta cómo se conforma su territorio. Por esta razón, quizá, nos resultará más fácil imaginar su entorno divididos en tres zonas: la primera, definida lacustre, es decir perteneciente a los alrededores  del lago; una compuesta por los valles y la montaña y, finalmente, la zona llamada por los italianos como “Brianza”, que corresponde al área geográfica que es extiende en el norte de Milán.

 

Así, pues, cuando predomina la parte lacustre, en las mesas de Como nos encontraremos con banquetes ricos de pescados y, concretamente, con frituras de alborelle y agoni, especialidades que vienen rebozadas en huevo, mantequilla y salvia, antes de pasar por la sartén.  En este sentido, el plato típico de la cocina del lago di Como son los llamados missoltini, o missultin. Este se refiere a los peces agoni, pescados en Mayo y dejados a desecar, bajo el sol, para luego ser alojados por capas, y separados por hojas de laurel, en un tarro de madera. Una vez terminado este largo proceso de preparación, los missultin se consuman a la parrilla y acompañados por una buena ración de polenta, característica de la región.

Por lo contrario, del lado proveniente de los valles y la montaña la oferta “comasca” se compone de una exquisita variedad de quesos. Zincarlin, es un queso ricotta, aromatizado con pimienta negra que sufre un proceso de curación, hasta alcanzar el año. De sabor intenso y con un agradable aroma a vanilla, lo Zancarlin representa un optima propuesta para los antipasti. Asimismo, otro grande clásico de los quesos de esta zona, es el más famoso Taleggio DOP. Esta variedad, delicadamente sabrosa, ha sido seleccionada incluso como ingrediente en alguna de nuestras recetas. Así, pues, ¡ya sabéis cuál es el toque especial de nuestra pizza 7 formaggi! En Como, también suelen servirlo acompañado con miel, puesto que la producción de este néctar es muy abundante en la zona.

Finalmente, el lado más urbano del menú es representado por la zona de la Brianza, que se presenta en forma de fiambres contundentes, como el lardo,  o la típica “brianzetta”, obtenida tras un proceso de curación de la pancetta de cerdo. Y para concluir, no puede faltar el dulce: la “cotizza”. Este es compuesto por una receta  muy artesanal, realizada simplemente con masa de focaccia elaborada con harina, leche, azúcar y cortezas de limón. Toda una muestra de sencillez, a demonstración que las cosas simples, en ocasiones, ¡suelen ser las más sabrosas!

En nuestra próxima visita, seguiremos de paseo por la orilla del lago de Como, hasta llegar a la hermosa localidad de Lecco, que se encuentra en lado más oriental. ¡Vamos allá!

45.8080597, 9.0851765

Como

Fue una importante ciudad de la Roma Antigua en la cual habían muchas piedras unas de las cuales se llamo como Fundada en el siglo I antes de Cristo, inicialmente la ciudad se estableció en las cercanas colinas, por orden de Julio César se trasladó a su ubicación actual, la ciudad fue nombrada como Novum Comum y tenía el estatus de municipio.

Población: 83.016 hab.

Superficie: 37 kmª