Jardines de Italia para respirar la primavera
22
Mar

Jardines de Italia para respirar la primavera

Jardines Boboli Florencia

 

Jardines de Bóboli en Florencia

Al otro lado del río Arno, Florencia guarda una verdadera obra de arte y esa es el Jardín de Bóboli, uno de los más grandes de Italia. Aunque para verlo hay que pagar entrada, pues se accede a través del Palazzo Pitti, merece y mucho la pena ya sea por sus endiosadas fuentes, como la de Neptuno o la de Baco, sus lagos, los paseos de cipreses o el Forte di Belvedere, un pequeño huerto ajardinado desde el que tendrás unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Sempione Milan

 

Parque Sempione en Milán

Dentro de la capital de la moda, el Parque Sempione es un remanso en la ajetreada vida de Milán. Aquí se levanta el Castillo Sforzesco, una imponente fortaleza del s. XV  frente a las 47 hectáreas de este jardín de estilo inglés diseñado entre 1890 y 1893. Entre sus múltiples atractivos se encuentran sus amplias zonas de césped, árboles, un largo artificial y el majestuoso Arco della Pace que mira desafiante en el extremo opuesto al castillo.

Villa Borghese

 

Villa Borghese en Roma

Quien haya estado en Roma y no haya visto Villa Borghese se pierde un tesoro. Esta exclusiva villa fue adquirida por el ayuntamiento de Roma a la familia Borghese en 1903 para abrirla al público. Gracias a eso hoy se puede disfrutar del tercer parque más grande de la ciudad en el que arte y naturaleza se dan la mano: Fuentes, esculturas, templetes, lagos, un zoo, el teatro Silvano Tote Globe y hasta una galería de pintura, la de los Borghese, con obras de Tiziano, Caravaggio o Rafael son solo algunos de sus atractivos.

Isolla Bella Piamonte

 

Jardines de Isola Bella en Piamonte

Existe una isla en el lago Maggiore, en la región de Piamonte, que hace honor a su nombre, solo sea por los maravillosos jardines que ofrece. Se llama Bella en honor a Isabella, la mujer de Carlo III Borromeo, quien mandó construir un palacio y unos jardines de ensueño encargados a Milanese Angelo Crivelli y culminados por el arquitecto Carlo Fontana. Deléitate con sus vistosos parterres y los pavos reales que se pasean por ellos, su lago y por supuesto sus maravillosas vistas.

Villa D'Este Tivoli

 

Villa D’Este en Tívoli

En la zona de los Montes Tiburtinos se encuentra Tívoli, una ciudad nacida en 1215 a.C. poblada por majestuosas villas y jardines. Este es el caso de la Villa D’Este, levantada en el siglo XVI y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001, destaca por su magnífico palacio renacentista y sus jardines en forma de terraza de estilo manierista bañados por el agua de los manantiales de la zona. El resultado es un espectacular escenario del que no querrás irte.