Macerata, la ciudad teatral
05
Jul

Macerata, la ciudad teatral

En lo alto de una colina, a 314 metros sobre el nivel del mar Adriático, Macerata se asoma a un hermoso valle teñido de verde entre los montes de Potenza y Chienti y colmado de extensos campos de cultivo. Esta tierra fértil nutre una rica despensa, pero esa fertilidad también se traslada a la vida cultural y patrimonial que ofrece la ciudad. Tomando la Via Don Minzoni enseguida se llega al casco histórico de Macerata. En este trayecto los palacios de estilo renacentista se suceden, como el Palazzo Buonacorssi, del siglo XVII y perteneciente a la familia del conde Simone Buonacorssi que fue investido en 1701 por el papa Clemente XI. Este bello palacio alberga en la actualidad el Museo civil y la colección de Arte Antiguo y Moderno del Museo de la Carrozza, con una completísima colección de carruajes tirados por caballos, fotografías y otros objetos de época.

Torre Cívica

 

Más adelante y por la misma vía llegamos al epicentro de Macerata, en la Piazza della Libertà. Aquí se encuentra el antiguo Palazzo dei Priori, actual sede del ayuntamiento, un bello ejemplo de arquitectura del siglo XVI que, junto con el Palazzo de la Prefectura, la Iglesia de San Pablo y el bello Teatro Lauro Rossi de 1765, que acoge varios festivales musicales, conforman el conjunto monumental más importante de la ciudad. Antes de abandonar la misma plaza merecen una visita la Loggia dei Mercanti o Galería de los Mercaderes y la emblemática Torre del Reloj o Torre Cívica, de Matteo de Ancona, que sigue funcionando desde 1492. Esta torre de 64 metros de altura, contiene un bello reloj astronómico automático, similar al construido en Venecia, que a las 12:18 exactamente hace salir en procesión a los reyes Magos, la Virgen María y el niño.

Pero si hay que hacer una cosa estando en Macerata es sacar tiempo para disfrutar del teatro en un escenario inigualable: El Sferisterio. Situado cerca de la Piazza Manzoni, este imponente recinto de arena del mítico juego de “pelota puño”, construido en 1820, posee una arquitectura única y está considerado el mejor de Italia para vivir la ópera al aire libre. Tanto es así que resulta imperdible acudir a la cita anual del Festival de Ópera de Macerata desde julio hasta mediados de agosto para disfrutar en este escenario tan original durante las noches estivales.

Una gastronomía muy completa

Ubicada en una tierra tan extensa y llena de cultivos, la provincia de Macerata hace honor a una despensa repleta de productos frescos y naturales, propios de la beneficiosa dieta mediterránea. El oro verde de la región, el aceite de oliva, ocupa cerca de 7.200 hectáreas y el de Cartoceto, un aceite virgen extra que se exprime en frío, tiene DOP. En el resto de la despensa y como ejemplo de cocina tradicional y de aprovechamiento, la carne de cerdo tiene un hueco importante en muchas elaboraciones culinarias, al igual que otras carnes de campo y de caza. Ahora, en común con el resto de los italianos: la pasta, elaborada de forma artesanal y acompañada de jugosas y variadas salsas, tampoco podía faltar.

Para empezar a saborear esta ciudad, un buen lugar podría ser en la misma Piazza della Libertà, donde precisamente no podrás evitar sentir atracción por los antipasti, sobre todo si eres carnívoro. Una buona tavola de entrantes puede componerla el afamado ciauscolo o salchichón de IGP, un embutido de carne de cerdo magra, picada en trozos muy pequeñitos y aromatizado con ajo y pimienta que puede untarse sobre pan; la coppa di testa, un salume elaborado con cabeza de cochinillo curada y aromatizada con diferentes especias como pimienta, hinojo o limón; o el mazzafegato una especie de chorizo muy típico de esta región de Macerata. Para salir de las carnes también se puede optar por los quesos, como el pecorino procedente de los Montes Sibilinos acompañado de diferentes hierbas: con orégano, nuez moscada, pimienta y aceite de oliva. Y de la oliva, las aceitunas strinate o condimentadas con hinojo y naranja son un manjar imperdible.

Ravioli

 

Abierto el apetito, los primi piatti de pasta al huevo son un carrusel variado y delicioso. Empezando por el vincisgrassi la versión regional de la lasaña en las Marcas que, también en Macerata, es uno de los primeros platos más representativos. Igualmente, y para degustar una receta típica de la provincia, está la parmesana de Gobbi o de cardos, un plato que puede resultar ligero gracias a la presencia de esta verdura. Si te apetece salir de la tradicional pasta italiana, unos gnocchi con la papera, es decir, ñoquis con carne de pato en salsa, son una fantástica elección. Pero si aún así, te decantas por la pasta, los calcionni di magro, un ravioli grande con carne en salsa aromatizada con mejorana o los pinciarelli, una sencilla pasta larga originaria del siglo XIX, acompañada de salsa de tomate y queso pecorino, son un acierto seguro.

Como región dedicada al campo y a las recetas de aprovechamiento, las carnes, - de ternera, de cerdo, de caza (conejo, faisán, ganso, paloma) y otras aves, como la de pollo - ganan en presencia en los segundos platos del recetario maceratese. Y es que su calidad está a la altura. En Macerata lo más probable es que saborees platos como el pollo in potacchio o alla maceratese hecho en salsa de tomate, cebolla, vino blanco, pimienta, ajo y romero o la clásica porchetta, que puede ser de carne ternera, de cerdo o de conejo, aromatizada con hinojo, ajo y romero. Para beber, un vino de la tierra con DOC como el blanco de los Colli Maceratese o el Verdicchio de Matlica son una opción perfecta.

Y si todavía encuentras hueco para el postre, no te vayas sin probar el filone di mosto, un jugoso bizcocho elaborado con harina, zumo de uva, semillas de anís y levadura que se prepara durante la vendimia. Para el café, unas fave dei morti, unas galletas mantecadas con almendra, licor amaretti y canela, o los piconi, unos bocados de masa frolla rellenos de ricota y almendra triturada, serán un bocado perfecto para despedir a la serena y teatral Macerata.

43.2984268, 13.4534767

Macerata

Entre los montes de Chienti y Potenza, a una altura de 314 metros sobre el mar Adriático se levanta Macerata, capital homónima de la provincia en la región italiana de las Marcas.

Población: 42.209 hab.

Superficie: 42 kmª