Mujeres que marcaron la historia de Italia
08
Mar

Mujeres que marcaron la historia de Italia

Celebramos el Día Internacional de la Mujer haciendo un repaso por algunas de las mujeres más importantes de Italia. Pioneras que cambiaron la historia política, artística, científica y cultural del país e, incluso, del mundo.

Cristina Trivulzio: una pieza clave en la lucha por la independencia italiana

Cristina Trivulzio

 

En pleno periodo de Romanticismo, a mediados del siglo XIX, la península estaba fraccionada en dinastías extranjeras como los Borbones o los Habsburgo. El objetivo del resurgimiento del movimiento nacionalista era el de unificar Italia, hasta ese momento concebida más bien como feudos, que como un proyecto único de país. 

Cristina, nacida en una familia aristocrática en Lombardía, trabajó como escritora y periodista en diversos periódicos de ideales revolucionarios afines a la unificación italiana. 

En 1848, los estados controlados por la Casa de Habsburgo se sublevaron. Cristina organizó y financió un ejército que luchó en Milano contra la ocupación austriaca, un suceso histórico que se conoce a día de hoy como ‘las cinco jornadas de Milano’ y que sirvió de referente para que el resto de estados comenzaran a sublevarse posteriormente. 

Maddalena Casulana: la primera compositora en publicar una obra musical

Maddalena Casulana

 

Cantante e intérprete de laúd del Renacimiento tardío, Maddalena compuso ‘Il primo libro di madrigali’, considerado el primer trabajo de la música occidental publicado por una mujer. 

Nació a mediados del siglo XVI cerca de Siena, aunque el éxito de su carrera profesional lo obtuvo en Venezia. A día de hoy, su vida sigue siendo un misterio, ya que se desconoce la mayor parte de su biografía. Sin embargo, existen evidencias de que se relacionaba con personalidades tan importantes de la época como Isabel de Médici, a quien dedicó varias de sus obras. 

Aunque los movimientos feministas surgiesen cientos de años después de su nacimiento, Maddalena mostró siempre una conciencia reivindicativa sobre el papel de la mujer en el arte, dejándonos citas tan reveladoras como esta:

"Deseo mostrar al mundo, tanto como pueda en esta profesión musical, la errónea vanidad de que sólo los hombres poseen los dones del arte y el intelecto, y de que estos dones nunca son dados a las mujeres"

Oriana Fallaci: activista y corresponsal de guerra

Oriana Fallaci

 

Nacida en 1929 en el seno de una familia humilde en Firenze. Oriana fue una escritora y periodista de mucho prestigio internacional. Durante su adolescencia vivió el régimen fascista de Mussolini y participó en la Resistencia contra la ocupación nazi en Italia en la II Guerra Mundial, desempeño por el que obtuvo un reconocimiento honorífico 14 años después. 

En su etapa adulta siguió ejerciendo como corresponsal de guerra en Vietnam y en la Guerra del Golfo, trabajo que compaginó con el de escritora, vendiendo más de 20 millones de libros en todo el mundo. 

En su obra ‘Entrevista con la historia’ recoge los reportajes realizados a personajes indispensables para la historia del siglo XX. 

Hipatia: un símbolo de la ciencia y de la libertad de pensamiento

Hipatia

 

Hipatia nació en la antigua Alejandría, por aquel entonces, parte del Imperio romano en un momento decisivo para la historia, se avecinaba el cambio del Mundo Antiguo a la Edad Media. Hija del astrónomo Teón, desde muy temprana edad destacó en el campo de las matemáticas y de la astronomía, viajaba continuamente a Roma y a Atenas y dirigía la Escuela Neoplatónica en la Biblioteca del Serapeo, donde enseñó a decenas y decenas de pensadores y científicos.

Forjó contacto con importantes sabios de la época, dejó escritos científicos de relevancia y perfeccionó inventos como el astrolabio para saber de forma más concreta la posición de las estrellas. 

Su defensa de la divulgación científica la puso en contra del poder religioso imperante, el cristianismo, representado en Alejandría por Cirilio, quien comenzó una campaña de acoso hacia judíos y ateos, considerados paganos a ojos de la Iglesia. 

Hipatia fue asesinada por lapidación y expuesta por las calles de Alejandría como una advertencia a los contrarios religiosos. Su muerte levantó críticas en el Imperio, incluso entre comunidades cristianas y su figura se consolidó, con el paso de los años, como un auténtico símbolo de lucha por la libertad de pensamiento. 

Sofonisba Anguissola: la pintora más exitosa del Renacimiento

Sofonisba Anguissola

 

Nació en Cremona en 1535 y, al igual que sus cinco hermanas, Sofonisba fue educada desde pequeña en el arte de la pintura. Sin embargo, destacó sobre el resto de su familia de forma notable. Se especializó en retratos y se interesó en el estudio psicológico de los modelos para plasmarlo en su obra. 

En 1559 viajó a Madrid, tras ser invitada a la corte de Felipe II y se estableció finalmente allí a los 27 años como dama de compañía de la reina Isabel de Valois. Varias de sus obras pueden contemplarse en el Museo del Prado, como El retrato de Felipe II que fue atribuido errónea e injustamente durante décadas a Juan Pantoja de la Cruz. 

Sofonisba siguió pintando hasta los 96 años y su influencia fue determinante en la historia del retrato italiano y español. Sentó un precedente para posteriores generaciones de pintoras que eran excluidas del gremio por ser mujeres, pero que lograron hacerse hueco en las cortes europeas desde el siglo XVI y XVIII.

Grazia Deledda: la primer mujer italiana en ganar un Premio Nobel

Grazia Deledda

 

Nació en Sardegna en el seno de una familia muy religiosa, a finales del siglo XIX. Aprendió a escribir de forma autodidacta ya que, debido a las costumbres de la época, las mujeres no solían recibir educación más allá de la escuela primaria. 

Comenzó publicando en revistas femeninas cuando tenía 17 años, hasta que empezó a escribir sus propias novelas y libros de poesía. Su estilo narrativo fue naturalista. En la mayoría de sus obras describió de una forma fresca y original la vida de las gentes de su isla natal. 

En 1926 ganó el Premio Nobel de literatura convirtiéndose en la primera mujer italiana en ganar un Nobel “por sus escritos inspiradamente idealistas, que con claridad plástica dibujan la vida en su isla natal y que con profundidad y simpatía tratan los problemas humanos en general”.

Estas 6 mujeres son solo algunas de las muchas que han luchado y aportado, cada una en su materia y a lo largo de la historia, a que la igualdad entre hombres y mujeres llegue a ser una realidad. Aunque aún quede mucho camino por recorrer, en un día como hoy, queremos y debemos darles las gracias.