Terni, una ciudad para enamorarse
13
Feb

Terni, una ciudad para enamorarse

Conocida también como la “ciudad de los enamorados”, Terni es la segunda ciudad en importancia de la región central de Umbria. Y lo es por múltiples motivos; el primero y más revelador es que aquí se encuentra enterrado San Valentín, en la Basílica homónima que se encuentra en el Viale Papa Zaccaria, junto al Parco delle Grazie. San Valentín fue obispo de esta ciudad y su promulgación como santo se produjo porque oficiaba matrimonios entre paganos y cristianos, pese a la prohibición de la religión católica. Así, cada 14 de febrero se conmemora la labor tan amorosa que realizó el santo en vida y por eso muchas parejas se acercan hasta Terni para realizar una promesa solemne de matrimonio o bien para renovarla delante del altar del santo en la llamada Fiesta de la Promesa.

En segundo lugar, Terni es famosa por todo su legado histórico. Tan antiguo como el que revelan los restos romanos del Anfiteatro Fausto, del año 32.a.C., que se encuentran en el inmenso parque della Passegiatta, así como las murallas, de origen romano y medieval. Precisamente del medievo datan las puertas de Sant Angelo y Spoletina (ambas del siglo XIV), que dan acceso por la parte norte de la ciudad, y la torre Barbarasa y las dei Castelli. La primera es una de las torres del siglo XIII mejor conservadas de la época y una placa en un su muro recuerda uno de los episodios más oscuros de Terni: el de la epidemia de peste que asoló la ciudad en el siglo XVII. El entonces obispo de la ciudad procedió a llevar las reliquias de la Sangre Preciosa desde el Duomo hasta allí para dar valor y fuerza a los habitantes para superar aquel episodio tan traumático. 

Palazzo Spada

Por Magnago

Por último, y en el corazón de la ciudad, merecen la pena la visita a los edificios civiles que se encuentran en la piazza Mario Ridolfi. Allí se ubica el Palazzo Spada, un edificio regio del siglo XVI, que es la actual sede de il Comune di Terni, es decir, del ayuntamiento. Asimismo, el Palazzo di Carrara, situado en la piazza del mismo nombre, alberga en la actualidad la biblioteca municipal en un edificio igualmente sobrio, cuya riqueza artística se encuentra en las salas y estancias interiores. En cuanto a los edificios de carácter religioso no puedes quedarte sin visitar el Duomo, dedicado a Santa María de Assunta, de origen romano y restaurado en los siglos XVII y XVIII en una plaza diáfana, junto al bello parque della Passeggiatta.

Gastronomía de Terni

La ciudad de Terni sabe a productos de gran calidad, genuinos y sabrosos, procedentes de los bosques colindantes y de la agricultura y ganadería más tradicionales. Tanta es la excelencia de sus ingredientes que Terni cuenta con 70 productos típicos de la región, lo que da una muestra de su autenticidad y mimo. Entre los más destacables figuran el famoso pan seco que acompaña perfectamente la gran variedad de quesos regionales que hay para elegir. Asimismo, la gran extensión de bosques de la región de Umbria proporciona las preciadas trufas y setas, presentes en numerosas recetas. Todas ellas, elaboradas con aceite de oliva de Denominación de Origen Protegida (DOP) y acompañadas en muchas ocasiones con el famoso vino de DOC, como el Colli Amerini.

Si de algo puede presumir Terni es de ser una tierra rica en quesos y embutidos. En variedad es difícil ganarla, por lo que recomendamos que pruebes un poco de cada. Per comenzare, unos quesos suaves como el requesón salado, elaborado con leche de oveja o el ravaggiolo, de gran cremosidad, suave y fresco elaborado con leche entera de vaca o de oveja. Para sabores más fuertes en Terni también presumen del queso pecorino de Norcia, un queso de leche de oveja curado en grutas y cuevas muy habitual en las mesas de Italia y la caciotta, de un mes de curación de sabor suave a nuez que a veces se condimenta con ajo o trufa. Si te decantas por los embutidos en Terni son muy típicos la corallina, una especie de salame o salchichón condimentado con pimienta, ajo y sal y el jamón de Norcia, de Indicación Geográfica Protegida (IGP) cuyo origen se remonta a la época romana y griega y figura como manjar de las mesas del Renacimiento italiano.

Strangozzi al tartufo

Para entrar en harina, que mejor que un buen plato de… ¡Pasta! En le tavoli de Terni encontrarás sobre todo la pasta casera, elaborada sin huevo, como es el caso de los strangozzi y los strozzapretti, dos pastas largas cortadas de forma rectangular o cuadrada que habitualmente se sirven con salsas de trufa o carne. En nuestros restaurantes puedes emularlos con nuestras salsas tradicionales al tartufo o al funghi. Otras opciones son los ciriole alla ternana, una pasta parecida al spaghetti o pici toscanos, que se consideran un plato de origen humilde. En su simplicidad reside su encanto, ya que van acompañados de un sofrito de ajo, perejil, guindilla y tomate. Por último, y si quieres probar algo diferente, tienes los gnocchetti alla collescipolana, unos ñoquis elaborados con el pan seco de agua, harina y sin sal,  típico de Terni, que se acompaña de alubias y trozos de salchicha. Un plato único y genuino, como te resultará la ciudad de Terni.

42.5636168, 12.6426604

Terni

En la región central de Umbria, se sitúa Terni la segunda ciudad en importancia, tras Perugia. En un paisaje de montañas y bosques Terni te enamorará de un flechazo. 

Población: 111.401 hab.

Superficie: 211 kmª