Viterbo, de raíces etruscas y sede papal
07
Mar

Viterbo, de raíces etruscas y sede papal

En la conocida región de la Tuscia, en la zona central de El Lazio, llegamos a la última parada de un intenso recorrido: Viterbo. La capital de la provincia homónima, conocida también como “la ciudad de los Papas” es un bastión de relax, belleza e historia, cuyo origen se remonta a la cultura etrusca y guarda de aquella época importantes vestigios por toda la provincia. Su posterior desarrollo bebe de la importancia de aquella época y hoy en día conserva intacta su muralla medieval, de los siglos XII y XIII con siete puertas de acceso, y su bonito casco histórico que empezó a desarrollarse alrededor del año 1000 en torno al Castrum Viterbii, en el cerro de San Lorenzo.

En este emplazamiento de gran visibilidad, y en la piazza di San Lorenzo, se erigen dos monumentos históricos de gran belleza: el Duomo y el Palazzo dei Papi. La importancia de éste último es notoria, puesto que dos siglos más tarde de su nacimiento, Roma convirtió a Viterbo en la sede papal oficial. De este modo, el regio y hermoso Palacio Papal se construyó como residencia pontificia a partir del año 1255 en el cerro de San Lorenzo y su fama se ha extendido por ser la sede más longeva y disputada de la historia. Junto a este monumento, la piazza de San Lorenzo, presidida por una elegante sucesión de arcos, acoge al Duomo, la Catedral, un ejemplo de arquitectura románica que ha sido testigo de la coronación de siete papas.

palazzo dei priori

 

No lejos de allí, y recorriendo el entramado de calles empedradas se llega a la piazza del Plebiscito, el centro social, cultural e institucional de la ciudad que reúne un importante conjunto monumental. Como el Palazzo del Podestá,  construido en 1264 como residencia del mediador entre el papado y el municipio que llamará tu atención por su imponente Torre del Reloj; el Palazzo Apostolico, que actualmente es la sede de la Prefectura; el Palazzo dei Priori, un hermoso edificio renacentista de 1470 que actualmente es la sede el Ayuntamiento y alberga una pinacoteca de gran interés; y por último, la chiesa di Sant Angelo a Spatha, una de las iglesias más antiguas de Viterbo, que bien merecen una visita antes de ir a degustar los sabores de la tierra.

Gastronomía viterbese 

El territorio de la Tuscia está dedicado a la agricultura y la ganadería y recibe la influencia de zonas colindantes como la Toscana o Umbria. La gastronomía de la región se ha caracterizado siempre por productos ecológicos de gran calidad, entre los que adquieren relevancia los espárragos, las carnes, con el sello distintivo de IGP o el sempiterno aceite de oliva, en este caso de Canino. Las recetas tradicionales y los platos genuinos de la tierra son un patrimonio gastronómico muy cuidado y también buscado por todo el que llega hasta aquí, fuera de los circuitos más turísticos de Italia. Platos reconfortantes, y por supuesto la pasta, abundan en el recetario Viterbese.

Para sorprender al paladar, la mejor opción en esta tierra es probar los platos caldos de cuchara, tan agradecidos en estas épocas frías. Aquí en Viterbo, encontrarás propuestas habituales como la zuppa d’ agnello, una sopa con carne de cordero, que suele acompañarse con patatas, alcachofas o verduras variadas de temporada. Otra opción, si no eres amante de la carne, es la sbroscia o acquacotta alla pescatora¸una sopa de pescado elaborada con ejemplares del lago de Bolsena, como pueden ser las anguilas, lucios y percas, que suele llevar patatas guisadas. Y para los veganos está L’acquacotta della Tuscia, una sabrosa sopa elaborada con hogaza de pan casero y verduras, como cebolla, tomate , patata y achicoria, que hará que te relamas hasta la última cucharada.

strozzapreti

 

Para los amantes de lo tradicional, en la gastronomía viterbese abundan los platos de pasta casera, elaborada sin huevo, solo con harina y agua. Este el caso de los lombrichelli, unos spaghetti largos y gruesos, sin agujero, que a menudo se preparan son una sencilla salsa de tomate, ajo, albahaca fresca e hinojo silvestre. Asimismo, puedes encontrar una pasta “corta” llamada strozzapreti, parecida a los trofie que puedes encontrar en nuestra carta, que a menudo se prepara con salsa de ragú de jabalí o liebre, dos de las carnes más habituales de la zona. Por último, en los restaurantes y casas de Viterbo existe un plato al horno infalible y es la pasta straccia, una lasaña que recibe ese nombre por el cierto desorden o irregularidad de su presentación y que puede preparase con la clásica salsa de tomate y carne o con setas. ¿A que te hemos abierto el apetito?

 

42.4206766, 12.107669

Viterbo

En la región central de Lazio encontramos un paisaje de abundante vegetación. Allí se sitúa Viterbo, sobre un territorio conocido como la Tuscia, cuna de la civilización etrusca.

Población: 67.488 hab.

Superficie: 148,30 kmª

En nuestra carta