Viterbo, huellas etruscas y lagos volcánicos
14
Mar

Viterbo, huellas etruscas y lagos volcánicos

Viterbo se asienta en el territorio conocido como la Tuscia, al sur de la Maremma toscana, Roma y el Alto Lazio, en un paisaje de origen volcánico que ha originado los lagos de Bolsena y de Vico y zonas elevadas como el monte Cimino. Esta orografía hace de Viterbo un paisaje frondoso y lleno de contrastes, con hayedos que pueblan las zonas más elevadas, como la del monte Cimino, y robledales y castaños en las llanuras situadas al norte y al sur de la provincia.  Moverse por el territorio viterbese es fácil, y además muy recomendable, ya que sus carreteras han sido transitadas por innumerables culturas, como la etrusca o la romana, y se encuentra atravesada por la antigua Vía Francigena de norte a sur.

Asimismo, este mapa de caminos conecta directamente con numerosos pueblecitos medievales de gran interés y larguísima tradición, como es el caso de la necrópolis etrusca de Tarquinina Alta, declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Bien merece este reconocimiento puesto que en este emplazamiento se encontraron cerca de 200 sepulcros que albergaban pinturas de la civilización etrusca, la mayor colección pictórica que ha llegado de esta cultura hasta nuestros días. Ahora bien, en la provincia de Viterbo también hay opción y tiempo para relajarse con la amplia oferta de aguas termales, disfrutar de excursiones, rutas de senderismo o en bicicleta o incluso la práctica de deportes náuticos en las localidades costeras de Tarquinina Lido.

Parco dei mostri

Pero si existe un paraje de ensueño y de cuento en la provincia de Viterbo ese es el Parque de los Monstruos de Bormazo, en el corazón del Bosque Sagrado de Bormazo. Adentrarse en este bosque supone caminar entre seres mitológicos y monstruos esculpidos en piedra, obra del arquitecto Pirro Ligorio por orden del Príncipe Pier Francesco Orsini. Parece que esta curiosa obra, de sorprendente belleza y originalidad, era una muestra de su gran amor hacia su mujer, Giulia Farnese, a quien le dedica il Tempietto, un pequeño templo en lo alto de un montículo, rodeado de una pradera estupenda para hacer una parada y reponer fuerzas. Merece la pena sentarse y dejar transcurrir el tiempo para saborear la belleza de este parque y de toda la provincia.

Sabores de la provincia Viterbese 

Los sabores en la provincia de Viterbo se entremezclan debido a la confluencia de las regiones que la rodean: Por un lado, se aprecia el toque de la cocina romana, por otro, la simplicidad de la cocina de Umbría y por último los aromas de la cocina toscana. En cualquier caso, la gastronomía de Viterbo engloba una lista amplia de productos de gran calidad, muy apreciados desde la época etrusca: desde el aceite de oliva virgen extra con varias Denominaciones de Origen Protegidas, (de Canino, Tuscia, Teverina, Monte Cimino) pasando por las castañas y las avellanas del monte Cimino o  la miel de la Reserva Natural de Monte Rufeno presentes en platos salados y postres, continuando con las carnes de Indicación Geográfica Protegida (IGP), el pescado blanco del Lago Bolsena hasta los productos de la tierra como los espárragos verdes canarios, el ajo rojo de Proceno o la patata alta Viterbese.

Este amplio recorrido por la provincia habrá despertado el apetito y para continuar degustando sus sabores, aromas y texturas nos centramos en los segundos platos. Por un lado, las carnes, influencia de la cocina romana, y donde predominan elaboraciones con carne de ternera, conejo, cordero, cerdo o jabalí. De la primera destaca la manzetta maremmana, un corte de carne de la zona que resulta de lo más tierno y que suele prepararse simplemente a la plancha. También de ternera es el plato por excelencia de la región, la pignattaccia, una carne de ternera o buey con verduras variadas (patata, zanahoria, apio, cebolla, tomate) cocinadas en una cazuela de barro, la “pignatta”, por la que esta receta recibe ese nombre.

Ahora bien, Viterbo es también una región que vive del resto de recursos que le aporta el paisaje y del lago de Bolsena se extraen percas, lucios o anguilas con los que se preparan algunos de los platos más tradicionales de Viterbo. Así, por ejemplo, la perca frita con salsa martana es uno de ellos. La gracia de esta receta se encuentra en esta salsa, típica de la región, que se elabora con varios ingredientes: romero, pimiento, perejil, piñones, aceitunas verdes, anchoas, alcaparras, vino tinto, aceite de oliva, sal y ajo de Proceno. Asimismo, puedes optar por guisos más tradicionales como el lucio en salsa de tomate o la anguila alla pescatora, que se aromatiza con salvia, laurel y romero, hierbas que abundan en la provincia y que le dan un toque diferente.

castagnole viteberse

Por último, no hay que olvidarse de la repostería de Viterbo, cuya característica principal es que suelen ser elaboraciones de fritura. Es el caso de los castagnole viteberse, unas bolitas fritas de harina, huevo, aceite de oliva, sambuca y azúcar, cuyo sabor recuerda a las rosquillas. Otro producto que puedes llevarte de recuerdo son los tozzetti di Viterbo, unas galletas secas de almendra que se asemejan las galletas que se dan en más regiones de Italia como son los cantuccini y que para darle un maridaje distinto te recomendamos que las tomes con un vino de la zona como el Farascati, un vino blanco conocido como el “vino de los papas” o un tinto Aleatico de Tuscia. Mmmm!

42.4206766, 12.107669

Provincia de Viterbo

La provincia de Viterbo, situada en el territorio conocido como la Tuscia, destaca por un paisaje que incluye montaña, lagos, volcanes, ríos y mucha vegetación.

Población: 320.279 hab.

Superficie: 3.615 kmª

En nuestra carta