Frosinone, una provincia sorprendente
18
Oct

Frosinone, una provincia sorprendente

La primera incursión por la región de Lazio nos llevó hasta Frosinone, la capital del territorio conocido como la Ciociaria. Pero más allá de ésta, la provincia alberga numerosas localidades llenas de arte, restos históricos y espectaculares paisajes que harán las delicias de los amantes de la naturaleza. Empezando por Anagni, una bonita localidad situada a poco más de una hora de Roma y a 20 km de Frosinone, posee un rico pasado como municipio romano. Anagni tuvo además su importancia en el catolicismo pues fue cuna de cuatro papas y residencia de la Iglesia Católica durante muchos años. Por eso, si visitas Anagni haz una parada en su majestuosa catedral medieval de Santa María y por supuesto, no te pierdas sus maravillas gastronómicas: el timballo de pasta, las albóndigas de carne o sus excelentes vinos.

No lejos de allí se encuentra Alatri, otro bonito municipio situado en el Valle Latino junto a las laderas del monte Ernici. El casco histórico de Alatri queda recogido en sus murallas medievales, perfectamente conservadas, y con la acrópolis romana, prácticamente intacta en lo alto de la ciudad. Alatri se divide en dos partes diferenciadas: Al norte, con un trazado más regular, donde destaca la moderna Plaza de Santa Maria Maggiore y se concentran los principales monumentos; y hacia el sur, conocida como el Piagge, donde se mantiene intacto el entramado de callejuelas medieval.

frosinone iglesia

Naturaleza y deporte

Más allá de estas bonitas localidades históricas, en la provincia de Frosinone merece la pena hacer alguna excursión para respirar aire puro en su frondosa naturaleza. Es el caso de la reserva natural del lago de Posta Fibreno, un entorno de gran valor biológico y enorme belleza. En el parque natural de la Selva de Paliano existen un sinfín de actividades al aire libre como son rutas a pie, en bici o a caballo. Y además de ejercicio, el cuerpo puede recuperarse y relajarse en los balnearios que abundan en la zona. Existen muchas localidades entre las que elegir, como las afamadas termas de Fiuggi, cuyas aguas terapéuticas se usan desde el año 1000, o en las de Ferentino, donde además de disfrutar de sus aguas calmantes puedes admirar los vestigios de su pasado romano.

Más sabores de la Ciociaria

La cocina de la Ciociaria es sinónimo de tradición, de ingredientes de gran calidad y recetas humildes. En las mesas de la provincia nunca faltan productos como el embutido, procedente del ganado porcino principalmente, los quesos frescos con Denominación Origen Protegida (DOP), así como las carnes, muchas de ellas con el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), que son protagonistas de un buen número de recetas. El toque dulce lo ponen las castañas y la miel, muy abundantes en este frondoso territorio de viñedos y cultivos de cereales, que suelen estar presentes en la repostería más tradicional de la Ciociaria.

Si existe algo en común en estos pueblecitos de la provincia de Frosinone es una amplia variedad de quesos, los cuales pueden ser un buen comienzo para degustar el sabor de la tierra. Y el sabor del queso que mejor evoca Italia es La mozzarella de búfala que puedes disfrutar en nuestro ligero Carpaccio napoletano y, que en este caso, procede del Valle de Amaseno. De la búfala también procede el queso ricotta de la región, mientras que el Fior de Latte de los Apeninos Meridionales y el queso pecorino de Picinisco, ambos con DOP, te sorprenderán. Éste último es una auténtica delicatesen solo, con un sencillo pan de la región con IGP, o acompañado; de hecho, es muy frecuente encontrarlo en recetas con verduras braseadas, con una caponata (la versión del pisto italiano) o con polenta.

mozzarella di buffala

Las carnes de la Ciociaria son otro de los sellos de identidad de su gastronomía, y en general de toda la región de Lazio. Per comenzare, el prosciutto de Guarcino, parecido a nuestro jamón serrano, es un manjar muy preciado por sus habitantes. Y para seguir prueba un buen guiso de carne rosa ovina, de hecho, la mayoría de las recetas en la región de la Ciociaria se lo lleva el cordero, conocido en esta zona como Abbacchio. Al horno o scottadito (a la brasa en forma de chuletas), una de las recetas más tradicionales con esta carne es el garofolato, un guiso que data del año 1800 y que consiste en un cordero aromatizado con perejil, ajo, apio, pimienta, regado con vino y salsa de tomate que suele acompañarse con pasta casera.

Tras este deleite de gusto salado, deja hueco para saborear la dulce repostería de la región acompañada con un buen café italiano. En general abunda la pastelería seca, en forma de Amaretti de Guarcino, unas galletas elaboradas con almendra dulce y amarga, huevo y un toque de licor de amaretto o las rosquillas de vino o de anís típicas de toda la región de Lazio. Si la gula te puede, existe la llamada torta dolce di ricota, un esponjoso bizcocho que emplea en sus ingredientes el excelente queso ricota de la región, o el panpepato, un postre habitual de Navidad que incluye fruta seca y miel, un producto abundante en esta deliciosa provincia de Frosinone.

41.6431139, 13.3471775

Provincia de Frosinone

Cerca de la capital homónima de la provincia de Frosinone existe un hermoso paisaje que se extiende desde los montes Ernicos y Ausonios en cuyos valles, del Liri y el Sacco, se ubican bonitas localidades con mucha historia.

Població: 493.605 hab.

Superfície: 3.244 kmª