Latina, una provincia para descubrir
15
Nov

Latina, una provincia para descubrir

La provincia de Latina, en la región central de el Lazio, alberga un importante tesoro natural y paisajístico de lo más variado. La playa, la montaña y la llanura se unen en este territorio bañado por las aguas del mar Tirreno, salpicado de pueblos llenos de encanto. Entrar a explorar el territorio supone realizar una visita ineludible al Parque Nacional del Circeo, una bella extensión bosques y dunas, en su zona costera, de 8.500 hectáreas que concentra una importante fauna, como el halcón peregrino y el águila de mar. Y es que aquí se suceden numerosos lagos, como los de Fogliano y Sabaudia, que atraen cada año las migraciones de numerosas aves, y donde se asienta también Il Giardino di Ninfa, uno de los más bellos de Italia, realizado sobre las ruinas de la antigua ciudad medieval de Ninfa y el lago homónimo.

Fuera de este enclave, pero sin renunciar al paisaje de Latina, la ruta que debes hacer, sí o sí, es la de los pueblos de la región. Éste es el caso de Formia, una bonita localidad costera situada en el parque regional de Gianola y el golfo de Gaeta. Aunque hoy en día se trata de una localidad turística moderna, famosa por sus playas, Formia todavía conserva un importante patrimonio de la época romana y medieval bien visible. Así lo atestiguan la tumba de Cicerón, la Torre di Mola, el Castellone y el Cisternone, de la época romana y sus iglesias. En el barrio medieval de Manarola, el ambiente se deja sentir en cada rincón de sus callejuelas, tiendas de artesanías y trattorias con encanto. No olvides dar un paseo por el paseo marítimo de Vindicio y ¿por qué no? toma un ferri para visitar las bonitas islas de Ponza y Ventotene.

Gaeta

 

Otro enclave de interés en la provincia es Gaeta, una localidad de origen romano situada en el parque regional Urbano y del monte Orlando. Precisamente la altura del monte que abraza a Gaeta y su ocupación en un lugar estratégico en el Mediterráneo, hizo que se convirtiera en una ciudad fortaleza continuamente codiciada gracias a su floreciente comercio marítimo.  De aquella época convulsa ha quedado en pie buena parte de su patrimonio arquitectónico, como son su castillo Aragonés-Anjou (debido a los años de dominación española), situado en el barrio medieval de Erasmo, la torre normanda, junto con otras edificaciones religiosas, tales como la catedral de San Erasmo, las iglesias de San Giovani y San Francesco. Indudablemente, las playas forman parte del paisaje de Gaeta y la de Serapo es una de las más valoradas, así que no pierdas la ocasión de disfrutar de su belleza también fuera de la época estival.

Gastronomía de la provincia pontina

La provincia de Latina alberga numerosos ingredientes ligados a la tradición agrícola y a la pesca. En esta región, y especialmente en sus numerosos pueblos costeros, puedes probar algunos platos típicos elaborados con pescado azul, bien en temporada o en conserva, así como otros productos de tierra firme. Las carnes, procedentes del cerdo, cordero o ternera, muchas con IGP, son un también un excelente reclamo, al igual que las verduras, presentes en la mayoría de las elaboraciones culinarias. El ingrediente estrella para su preparación lo encuentran en el oro líquido del aceite de oliva de las colinas pontinas con DOP, como el de Gaeta. Y para un capricho dulce, el chocolate y la miel de eucalipto, procedente de las flores de eucalipto de la llanura pontina, son un magnífico tentempié presente en innumerables elaboraciones reposteras.

Gastronomia Latina

 

Per comenzare a saborear la provincia pontina sólo hace falta fijarse en los irresistible antipasti que conforman buena parte de las mesas de los restaurantes y casas de los lugareños. En la tavola seguro que no falta el famoso prosciutto di Bassiano, un jamón aromatizado con salsa de vino, ajo y pimienta, que tiene una curación de 15 a 18 meses o el jamón cocido de Cori, con toques de hierbas frescas, como la salvia y el romero, de sabor suave y delicado que puede tomarse frío o caliente. Asimismo, los quesos frescos, como la mozzarella di bufala del valle de Amaseno, conocida como el “oro blanco” o el queso marzolino, son una auténtica delicia para el paladar. Acompáñalos con un buen chorro de aceite de DOP o un plato de olivas de Gaeta, y un buen trozo de pan rústico.  

Abierto el apetito, es imposible renunciar a probar algunos de sus platos típicos, sobre todo, aquellos con sabor a mar. En Gaeta, por ejemplo, aprovecha para pedir la tiella de Gaeta, una especialidad gastronómica de la ciudad que consiste en una especie de empanada que puede llevar diferentes rellenos e ingredientes, como una pizza calzone: sardinas, boquerón, pulpo fresco, bacalao, verduras o queso. Asimismo, puedes optar por el tortino di alici, conocido también como “pesce alla recanata", una tarta salada de boquerones, elaborada con migas remojadas en tomate y gratinado al horno con pan rallado.

Para endulzar el paladar, aprovecha tu viaje a la provincia para visitar el museo del chocolate de Antica Norba, que esconde todos los secretos del manjar de los dioses mayas. A este irresistible reclamo, se añade la pastelería seca de la región en forma de amaretti, las galletas de pasta de almendra muy habituales en toda Italia, las rosquillas de anís o de vino, así como los buñuelos de manzana. Tómalos acompañado de un buen café espresso italiano mientras saboreas lentamente las delicias de la provincia de Latina.

41.4675671, 12.9035965

Provincia de Latina

Más allá de la capital homónima de la región de Lacio, Latina es una provincia llena de tesoros. Su rico paisaje natural alberga numerosos parques, lagos y pueblos costeros llenos de encanto que te descubrimos. 

Població: 574.226 hab.

Superfície: 2.256 kmª