Teramo y las siete hermanas
22
Aug

Teramo y las siete hermanas

 

Además de la capital homónima, situada a 150 kilómetros de Roma, la provincia de Teramo desemboca en las costas del mar adriático en varias localidades de gran atractivo, las conocidas como “las siete hermanas”.  De norte a sur, entre un paisaje de carácter mediterráneo, Martinsicuro, Alba Adriática, Roseto degli Abruzzi, Silvi, Pineto, Gulianova y Tortoreto se convierten en un destino de verano con múltiples opciones gracias a sus irresistibles playas, alojamientos y resorts pensados para toda la familia, así  como a la posibilidad de hacer múltiples deportes acuáticos, senderismo y ¿cómo no? Vivir toda la oferta de ocio nocturna de esta animada parte de la costa este italiana.

Empezando por Martinsicuro, la localidad pesquera situada más al norte de este recorrido. En ella se pueden visitar grandes reservas naturales como el humedal de la Sentina, recorrer la extensa playa de arena dorada y guijarros de la localidad salpicada de todos los servicios necesarios para disfrutar de unas completas vacaciones o visitar la Torre de Martinsicuro, uno de los monumentos emblemáticos de la localidad. La siguiente parada es Alba Adriática, donde puedes disfrutar de una sucesión de playas de arena blanca en un paisaje de pinares con kilómetros de carril bici para disfrutar de la naturaleza.

Roseto degli Abruzzi

 

El siguiente alto en el camino bien lo merece la localidad de Roseto degli Abruzzi, conocida como el Lido delle Rose, que destaca por la limpieza de sus playas, su bonito patrimonio histórico y el festival de cine Roseto Opera Prima que se celebra cada verano y anima la localidad. Y de cine también es la población de Giulianova, la otra y última gran parada antes de reponer fuerzas con la oferta gastronómica de la provincia. El que fuera un antiguo asentamiento romano Castrum Novum, hoy es una localidad estival por excelencia. Su casco antiguo, de origen medieval del siglo XVI, se erige en lo alto de la colina y en él pueden visitarse monumentos como el Belvedere en la plaza Vittorio Emmanuele o la catedral de San Flaviano. Y si tienes ganas de más recorrido, no pierdas ocasión de visitar a las tres hermanas restantes: Silvi, Pineto y Tortoreto.

Más sabores de la provincia de Teramo

Entre mar y montaña, la gastronomía de la provincia de Teramo vive de la tradición pastoral de la que obtiene productos típicos como los marroni, es decir, castañas del Valle Castellana o la miel de montaña (millefiori) que se obtiene de las diferentes partes de la región. Igualmente, lo que no puede faltar en las mesas de los habitantes de Teramo son sus carnes, como los famosos arrosticini de codero, una especie de pinchos morunos elaborados con esta carne típica de la región, y otros platos de pescado, procedentes de la extensa costa del mar Adriático.

Precisamente, de la costa y de las localidades recorridas en esta escapada por la provincia de Teramo son el brodetto di mare alla giulese, un aperitivo típico de la tradición culinaria de Giulianova que se prepara hirviendo cigalas, almejas, calamares y otros pescados con ajo y perejil y un poquito de limón para aportar un sabor a mar intenso. Y entre los reyes de los mares que brillan en los platos costeros de esta provincia se encuentra el sole alla giulese, un lenguado hecho a la plancha con jugo de limón y perejil, un plato sencillo pero delicioso. Y para los carnívoros, el Ndocca 'ndocca es uno de los platos tradicionales por excelencia, elaborado con diferentes partes de la carne del cerdo, normalmente procedentes de casquería. Y por último los mazzarelle un plato de larga tradición que consiste en rellenar hojas de endibia con carne de cordero aliñada con mejorana, perejil y cebolla formando una especie de rollitos.  

 

Bocconotti

 

Y para poner el broche dulce, nada como pedir un buen caffe espresso o un vino dulce de la región, como un Montepulciano o un Colli con unos bocconotti. Según la leyenda popular, el origen de estas galletas, en forma de magdalenas, se remonta al siglo XVIII y suelen hacerse durante el período navideño. Dependiendo de cada región, dentro de la provincia, pueden ir rellenas de crema pastelera, chocolate o de mermelada de uva, como en el caso de Teramo, y reciben ese nombre porque se pueden tomar de un solo bocado, un boccone. Sin embargo, para conocer “el corazón verde de Italia”, los Abruzzos, necesitarás darle más de uno. 

42.6611431, 13.6986639

Teramo

En la provincia de Teramo y a lo largo de la costa del mar Adriático se suceden varias localidades llenas de encanto, gracias a sus paisajes y sus extensas playas. 

Població: 287 331 hab.

Superfície: 1.948 kmª