‘O sole mio’: la historia de la canción más famosa de Italia
28
Jan

‘O sole mio’: la historia de la canción más famosa de Italia

‘O sole mio’, compuesta en 1898, con letra de Giovanni Capurro y melodía de Eduardo di Capua, no solo es una de las canciones más populares de Italia, también lo es de todo el mundo. 

Su versión original está escrita en napolitano, una lengua que muchos consideran un dialecto, pero que la UNESCO categoriza como un idioma con influencia de la gran cantidad de culturas que pasaron por Napoli a lo largo de su historia. Culturas como la osca, la romana, la griega, la bizantina, la normanda, la española e, incluso, la estadounidense, dejaron en la lengua napolitana algunas palabras tras su presencia en la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial. 

Influencia internacional

‘O sole mio’ ha sido cantada por los principales tenores de la ópera: Luciano Pavarotti, José Carreras, Enrico Caruso y Plácido Domingo, entre otros. Pero no se queda ahí, la canción traspasó fronteras musicales y llegó al rock y al pop de la mano de artistas como Bryan Adams, Elton John o el mismísimo Elvis Presley, quien la interpretó con el nombre de ‘It’s now or never’ convirtiéndola en uno de sus temas más vendidos.

Tal fue la popularidad de la pieza que, en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, llegó a sustituir al himno nacional italiano. 

¿Cómo saltó de Italia al resto del mundo?

La canción se popularizó gracias a la gran emigración que hubo de italianos a América entre 1880 y 1920. Enrico Caruso, que consiguió su punto álgido de fama en las primeras décadas del siglo pasado y que es considerado, a día de hoy, el mejor cantante de ópera del siglo XX, fue el principal responsable de esta expansión. 

El tenor acababa sus actuaciones en el Metropolitan Opera House de Nueva York cantando esta pieza. Caruso no solo contribuyó a popularizarla, sino que, con ello, abrió camino a un nuevo género: el ‘Classical Crossover’, una combinación de música clásica con popular, dentro de la cual podríamos encuadrar el ‘O sole mio’. 

Enrico Caruso

Veamos cómo se traduce el principio de la canción:

Que cosa tan bella es un día soleado
El aire sereno después de una tempestad
Por el aire tan fresco parece un día de fiesta
Que cosa tan bella es un día soleado
Pero otro sol
Más bello aún
Mi sol está en tu rostro
El sol, mi sol
Está en tu rostro
Está en tu rostro
Brillan los cristales de la ventana tuya
Una lavandera canta y presume
Mientras tuerce, estira y canta
Brillan los cristales de tu ventana.

¿Qué historia se esconde detrás de estos versos?

En 1894 un joven llamado Giovanni Capurro escribió un poema dedicado a una mujer de la que estaba enamorado, comparando el sol de su tierra con ver su rostro cuando se asomaba a la ventana.

Cuatro años después, en 1898, Eduardo di Capua, un director de orquesta napolitano que se encontraba en Ucrania, sentía tanta nostalgia por la luz de Napoli que se sentó al piano y decidió ponerle música al poema que su amigo Giovanni Capurro le entregó antes de partir.  

Napoli era, por aquel entonces, un gran centro cultural y la música comenzaba a abrirse hueco. El Festival de Piedigrotta era de los más famosos de entonces, impulsado por barón y editor Ferdinando de Bideri. 

Cuando di Capua volvió de Ucrania, él y Capurro se presentaron al concurso con ‘O sole mio’, quedando en segundo puesto. Di Bieri, amigo de ambos, en un gesto de amistad decidió comprarles la canción. Un gesto que, probablemente, di Capua y Capurro lamentarían años más tarde cuando ‘O sole mio’ comenzó a convertirse en un auténtico éxito mundial. Actualmente la familia di Bieri es la única propietaria de los derechos de la canción.  

‘O sole mio’ es una canción sencilla, pero tremendamente nostálgica. Es una historia de recuerdos, de amor, de arraigo a la tierra y, sobre todo, un homenaje a la alegría de vivir en un lugar tan soleado como Napoli.  

Sol de Nápoles

 

Y es que, ¿quién no echaría de menos un lugar como este? Una tierra de paisajes bellísimos marcados por la imponente presencia volcánica del Vesubio y por preciosas islas dispersas por el Mediterráneo. 

Su sol y su música inspiran algunos de los platos de nuestra carta, como la Tagliata Napoletana, un antipasto con base de tomate confitado sobre la que ponemos mozzarella de búfala DOP, aceite de olivas negras, alici marinado, tomate confitado amarillo, aceite de albahaca y perlas de pesto. La Tagliata Napoletana aúna productos del mar y de la tierra en cada bocado. Es uno de los platos de nuestra carta que mejor define la combinación entre gastronomía tradicional e innovadora. 

Tagliata Napoletana

 

Quizás ahora mismo no vayas a ir a Napoli, pero puedes viajar con nosotros y disfrutar de las maravillas que guarda este bellísimo lugar al compás del ‘O sole mio’.