Latina, historia de un pasado reciente
09
Nov

Latina, historia de un pasado reciente

La zona más meridional de la región de Lacio vibra al son de la tranquilidad de las playas bañadas por el mar Tirreno y del sosiego de las lagunas de la llanura pontina. Por eso mismo, y por el impresionante Parque Natural de Circeo, Latina, la capital de la provincia homónima, es un destino vacacional de primer orden. Pero lejos de las atracciones que puede tener en período estival, Latina forma parte fundamental de la historia reciente de Italia, ya que fue fundada sobre un territorio pantanoso el 18 de diciembre de 1932, bajo la dictadura fascista de Mussolini. La curiosa planta octogonal de la ciudad con calles rectas que parten del núcleo central llama la atención, así como la arquitectura, mayoritariamente de estilo racionalista.

Atravesando el parque Falcone e Borselino se llega a la plaza de la Libertad, donde comienza una visita en la que destacan los palacios principales, como el de la Prefectura y el de la Banca. Desde allí es fácil dirigirse hacia la plaza del Popolo, presidida por la Torre Civica del ayuntamiento de la ciudad y una fuente revestidas de mármol traventino que fueron situadas en 1939. Saliendo por el corso de la Repubblica, una de las principales arterias comerciales de la ciudad, se llega a la plaza de San Marcos, donde se ubica la catedral salesiana, cuya fachada dividida en tres bóvedas fue terminada de construir en 1933. Aquí mismo, puedes hacer una parada en el camino para visitar el Museo Duilio Cambellotti que alberga una completa colección de este artista multidisciplinar del movimiento Art Nouveau. Recobrado el aliento, puedes terminar este recorrido por la historia reciente de Italia en el Palacio M, un edificio monumental que ocupa tres manzanas, cuya letra hace referencia al apellido de Mussolini que pretendía levantar aquí un Foro.

Latina

 

Latina y su cocina

Sin duda la mayor atracción para visitar Latina, además de por su relevante recorrido histórico, es la cultura que entra por los sentidos de la vista, el gusto y el olfato, la de su gastronomía. La cocina de Latina se encuentra estrechamente ligada a la agricultura, de donde proceden excelentes verduras, como la alcachofa y la calabaza, y las legumbres con las que se elaboran reconfortantes guisos y sopas. Asimismo, el mar proporciona excelente materia prima para la elaboración de las recetas de esta región que vive de cara a las aguas del Tirreno. No obstante, muchas recetas han adoptado productos de la cocina típica romana, como son sus carnes de IGP y vinos con IGT, como el reconocido Moscato de Terracina.

Entrando de lleno en los meses fríos del año, no puedes dejar de probar dos de sus platos de cuchara estrella. Por un lado, la llamada bazzoffia o sopa del amor, un plato humilde de origen medieval que se prepara con una combinación de pan duro mojado con diferentes legumbres y verduras, como alcachofas, habas, guisantes, acelgas y cebolla, muy ligada a la estacionalidad de sus ingredientes. No obstante, ésta se puede encontrar durante todo el año, al igual que la zuppa di fagioli alla sezzese, elaborada con alubias, alcachofas de Sezze y brócoli.

Pasta

 

Ahora, si tu amor por la pasta es superior, non te preocupare! La pasta al huevo tiene un hueco especial en la cocina de Latina, como es el caso de los rigattoni alla pajata, unos sencillos, pero no menos irresistibles, macarrones con intestino de cordero o ternera acompañados con una salsa casera de tomate y queso pecorino rallado. También puedes encontrar la ramiccia di norma, una pasta típica de la zona, que consiste en unos spaguetti muy finos acompañados de setas, ragú de carne y salsa casera de tomate. ¡Una auténtica delicia que puedes probar en nuestros restaurantes! 

Para terminar de darte un auténtico festín en Latina, seguro que en la mayoría de los restaurantes encuentras opciones de carne que abrirán tus papilas gustativas. Uno es el cordero asado con patatas o garofolato, que lleva en su receta original clavo, tomates y una salsa reducida de vino tinto. El otro habitual de las mesas latinas, procedente de la gastronomía tradicional romana, es el plato de coda alla vaccinara, rabo de buey guisado, que se elabora con una salsa irresistible de zanahoria, cebolla, apio, tomate, perejil y vino tinto. Un bocado delicioso para poner punto y aparte a esta visita con sabor latino.

41.4675671, 12.9035965

Latina

Latina, la capital de la provincia del mismo nombre, se sitúa en la parte más hacia el sur de la región de Lacio, sobre los terrenos pantanosos pontinos y frente al mar Tirreno. 

City: 126.181 hab.

Surface area: 277 kmª