L'Aquila y los pueblos más bonitos de Italia
23
May

L'Aquila y los pueblos más bonitos de Italia

La provincia de L’Aquila, la más extensa de la región de los Abruzzos, mantiene una esencia de autenticidad y una riqueza patrimonial, monumental, natural y gastronómica de primer orden. El turismo extranjero no suele poner el ojo en esta región, pero se pierde la pluralidad de historias, usos, costumbres y dialectos además de un hermoso paisaje constreñido por las montañas de los Apeninos centrales, con el macizo del Gran Sasso a sus 2.912 metros de altura. El resto del paisaje se alterna con valles, como el de Aterno y parajes de gran riqueza y biodiversidad como el Parque Nacional de los Abruzzos, creado en 1923 y con 50.000 hectáreas que se extienden por cerca de 25 municipios.

Precisamente entre los municipios rurales en los que merece hacer una parada se encuentra Castel di Monte. Situado en lo alto de la cordillera del Gran Sasso, este bonito pueblo medieval y renacentista estuvo dominado por la influencia de los Médici durante siglo y medio desde 1579.  De este período dejaron como legado la Chiesa di San Marco, así como el recinto amurallado con cinco puertas renacentistas, que permanecieron operativas hasta bien entrado el siglo XIX para evitar la entrada de bandidos. Pero si por algo destaca el pueblo es por sus calles estrechas, de entramado medieval y sus esbeltas edificaciones y casas de hasta cuatro y cinco pisos. Además, bajo sus entrañas la ciudad está recorrida por hasta 7 túneles subterráneos llamados sporti que antaño sirvieron para protegerse de los hechizos de las brujas.  

navelli

 

El otro municipio que merece la pena visitar se trata de Navelli. Situado en una colina sobre el valle de Tirino, el dorado de sus casas de piedra, unidas con arcos, contrasta especialmente con la belleza de los campos de azafrán que florecen entre los meses de octubre y noviembre. Y es que Navelli es uno de los mayores productores de este preciado condimento culinario que, además, se emplea en numerosas recetas de la región. Pasear por sus callejuelas supone admirar manifestaciones arquitectónicas medievales y renacentistas, como el Palazzo Santucci, del siglo XVII, que originalmente fue una antigua fortaleza medieval o la iglesia de San Sebastiano, junto al mismo Palazzo.

Gastronomía de la provincia 

Tras este interesante recorrido rural, toca detenerse en los sabores de esta rica región. Y como en la anterior incursión en los Abruzzos, la excelencia de sus productos son la nota dominante. Desde el aceite de oliva virgen extra, la producción de vino como el tinto Montepulciano o el blanco Trebiano d’Abruzzo. En Navelli, su producto estrella es el azafrán con el que no debes dejar de probar un maravilloso y cremoso risotto a la milanesa u otras elaboraciones de pasta o carnes, muy habituales en la zona. La trufa negra local y las leguminosas, como las lentejas de Santo Stefano di Sessanio, las judías Paganica y los garbanzos, también de Navelli, son también un sello gastronómico distintivo.

Abierto el apetito, solo queda lanzarse a probar los platos locales más emblemáticos y en la provincia de L’Aquila si hay un recetario extenso y popular es el de sus carnes. Lo más habitual es que en las cartas de los menús encuentres sugerencias como el arrosto d’agnello o el capretto es decir, cordero o cabrito asado con vino blanco seco y hierbas (laurel, romero, tomillo) acompañado habitualmente de verduras o patatas panaderas como guarnición. El otro plato estrella de carne es la oveja alla cottora, cuya elaboración es muy similar a las anteriores. Es decir, se sofríen los trozos de esta carne en aceite de oliva, con laurel, romero, salvia y guindilla y se añaden cebollas y zanahorias con caldo y vino en una cocción lenta que da como resultado un plato, - servido generalmente en cazuela de barro - para mojar pan.

ferratelle

 

Por último, si quieres cerrar la experiencia gastronómica de los Abruzzos, no te vayas si probar sus creaciones de repostería. Así, por ejemplo, tienes las famosas peladillas de Sulmona, conocidas como confetti, que se preparan con almendras, muy habituales en esta región. De hecho, los confetti di Sulmona poseen el sello de productos alimentarios tradicionales italianos (PAT) por su excelente calidad. Asimismo, prueba los ferratelle, unos barquillos hechos con huevos y anís, muy habituales de Navidad, pero que seguro encuentras en cualquier pastelería de la provincia. Suaves o crujientes pueden ir rellenos de mermelada o simplemente espolvoreados con azúcar glass o recubierto de chocolate. Pero para chocolate el famoso torrone (turrón) di cioccolato de L’Aquila ¿Se te ocurre mejor forma de terminar la visita?

 

42.3498479, 13.3995091

Provincia de L'Aquila

La provincia más extensa de la región de los Abruzzos se caracteriza por su paisaje montañoso, con los Apeninos centrales y sus valles, llenos de importantes parques nacionales.

City: 303.239 hab.

Surface area: 5.034 kmª