Teramo, la ciudad entre dos ríos
08
Aug

Teramo, la ciudad entre dos ríos

 

La última parada por la región de los Abruzzo la realizamos en Teramo, conocida como la ciudad de los dos ríos donde su cultura milenaria y su gastronomía te sorprenderán.

La ciudad de Teramo, la antigua Interammnia de origen fenicio, se encuentra a apenas 20 kilómetros de la costa Adriática y 40 kilómetros del macizo del Gran Sasso. El paso de múltiples culturas y civilizaciones por esta ciudad, conocida como la ciudad entre dos ríos, el Tordino y el Vezzola, ha dejado un importante legado que puede apreciarse en su arquitectura, monumentos y en los restos arqueológicos que albergan muchos de sus museos. Francisco Sforza y otros conquistadores españoles como Alfonso de Aragón o los franceses, bajo el imperio napoleónico durante el siglo XIX, pasaron por este territorio dejando su huella.

Duomo di Teramo

 

El primer signo que atestigua la antigüedad de esta ciudad se encuentra en su teatro romano, situado en el corazón de la localidad que data de finales del siglo I a.C,  bajo la época del emperador Augusto. Desde allí, lo recomendable es acercarse hasta la Catedral de Teramo, conocida como la Catedral de Santa María di Assunta y San Bernardo, cuyo origen se remonta al año 1776 y se sitúa en la céntrica Piazza Orsini. El Duomo conjuga los estilos románico, gótico e incluso el barroco y está construida en parte con las piedras del teatro y el anfiteatro romano que están cerca de ella.  Callejear por los alrededores del Duomo puede ser un aliciente para visitar algunas tiendas y adquirir algún recuerdo o reponer fuerzas en algunos de sus restaurantes para después continuar la visita hacia la parte este de la ciudad.

Desde allí es fácil encontrarse con la Torre Bruciata, del siglo II a.C, ubicada en la céntrica Piazza di Santa Anna, que al parecer pudo tener la función de campanario de la extinta Catedral de Santa María Aprutiensis, una domus romana. La torre fue realizada con mármol travertino y recibe este nombre, bruciata, debido al incendio que asoló la ciudad en 1156 de manos Roberto II di Loretello. Cerca de allí, no puedes dejar de visitar la Casa dei Metalino, datada de 1232, un bonito edificio de origen medieval, renacentista que también alberga un interesante museo con interesantes piezas de artesanía de la ciudad.

Pero si quieres respirar aire puro, te recomendamos que antes de volver a reponer fuerzas, te acerques hasta el parque del río Vezzola. Allí podrás disfrutar de la Fonte della noche, otro de los monumentos emblemáticos para los habitantes de Teramo, una fuente construida en el siglo XIII para abastecer de agua potable a esta ciudad en la que fluye también la buena gastronomía.

Gastronomía teramana

La larga tradición gastronómica de los Abruzzos también se adentra en la provincia de Teramo. Su privilegiada ubicación, cerca del macizo del Gran Sasso y de la costa del mar Adriático, le proporciona ingredientes de excelente calidad con los que elaborar algunas de las recetas familiares que pasan de padres a hijos. Entre estos productos destacan, como no podía ser de otra manera, el aceite de oliva virgen extra, utilizado para la elaboración de platos de carne, pescado y pastas. Otros, como la trufa blanca y negra de la región de La Laga, son un manjar al que resulta difícil resistirse, como a sus quesos y embutidos.

Precisamente entre éstos destaca especialmente el queso pecorino marcetto, un queso de oveja cremoso de olor intenso y penetrante y sabor picante que presenta un color ligeramente amarillo ideal para acompañar con unas bruschettas de antipasti. Igualmente, procedente de las zonas montañosas de la Laga y el Gran Sasso es la ventricina teramana una especie de sobrasada que se elabora con una mezcla de jamón, tocino, manteca de cerdo, ajo, pimentón rojo, romero, sal y pimienta perfecta para untar sin parar.

Timballo di scrippelle

 

Para continuar con el festín culinario de Teramo, te recomendamos que te decantes por algunos de sus platos de pasta que, además, puedes encontrar muy parecidos en nuestros restaurantes. Es el caso de los spaghetti alla chitarra con le pallotine, una pasta larga clásica, muy parecida a los spaghetti boloñesa y que reciben ese nombre, alla chitarra por el utensilio que se emplea para elaborarla artesanalmente y le pallotine, por las bolitas de carne. El otro gran plato estrella del recetario de Teramo son le scripelle alla teramana, unas tortitas saladas que pueden freírse rellenas de queso pecorino o parmigiano o bien usarlas como tortitas de pasta para elaborar una deliciosa lasaña. Buon appetito!  

42.6611431, 13.6986639

Teramo

Situada en los apeninos abrucenses, la ciudad de Teramo vive de su paisaje montañoso como La Laga y el Gran Sasso y de las bondades que le proporciona la costa del mar Adriático. 

City: 54.775 hab.

Surface area: 151 kmª