Torino, un lugar único para los amantes del dulce
12
Feb

Torino, un lugar único para los amantes del dulce

Torino, capital de Italia en 1861, está situada a los pies de los Alpes y tiene uno de los paisajes nevados más bonitos y románticos del país en invierno. También es un lugar de enorme riqueza cultural e histórica y que destaca en el ámbito gastronómico por el producto más consumido en San Valentín: el chocolate. 

Pero antes de empezar a hablar del cioccolato torinese, queremos descubrirte algunas curiosidades más de la ciudad. ¡Ahí van!
El conocido filósofo Friederich Nietzche fue un enamorado de Torino. Así lo reconocía en una carta dedicada a su amigo Peter Gast en la que decía: “Torino, mi querido amigo, es un gran descubrimiento”. Nietzche vivió durante bastante tiempo en un apartamento en la Calle Alberto, en el que escribió obras como Ecce Homo.

Y es que es casi imposible no enamorarse de este lugar. Sin él, por ejemplo, no podríamos tomarnos esos famosos vermús al mediodía, ya que fue en Torino donde se inventó esta bebida. Antonio Benedetto Carpano lo creó, en 1789, mezclando 30 variedades diferentes de hierbas y especias y endulzándolas con alcohol. Tal fue su éxito, que Benedetto llegó a abrir su tienda durante 24 horas seguidas. 

Vermú

Martini, posiblemente la marca más reconocible de Vermú, nació en Torino en 1863 de la mano de Alessandro Martini. Las versiones de esta bebida son múltiples, por ejemplo, el famoso Dry Martini o Martini seco, es decir, Vermú con ginebra. Uno de los cócteles más cinematográficos del mundo, el preferido de James Bond, sin ir más lejos. 

Los museos en Torino son otro gran reclamo turístico de la ciudad. Nuestros favoritos son dos: el Museo Nacional de Cine y el Museo Egipcio. 

El Museo Nacional de Cine está situado en pleno centro de Torino, en la Mole Antonelliana, una joya arquitectónica que fue construida en un primer momento como Sinagoga. Sus cinco plantas son un recorrido por la historia del séptimo arte italiano e internacional, desde el cine mudo hasta el más actual. 

Museo del cine Torino

 

El Museo Egipcio, por su parte, está considerado el segundo gran museo egipcio del mundo, tan solo por detrás del Museo del Cairo. Posee una enorme colección de más de 3000 reliquias entre restos arqueológicos, momias y otros objetos de valor. 

Pero no todo son reclamos artísticos y gastronómicos. La ciudad esconde grandes misterios bajo llave, y es que, la Sábana Santa, aquella que supuestamente envolvió el cuerpo de Cristo tras ser crucificado, se encuentra guardada en la Catedral de Torino. Aunque algunos estudios recientes ponen en cuestión la veracidad de esta reliquia.  

Y ahora sí que sí, tras haber esbozado algunos de los principales encantos y peculiaridades de Torino, hablemos de su producto estrella: los dulces.  

Dicen que fue en esta ciudad donde se creó el chocolate en su versión sólida. Hasta el siglo XVIII, tan solo se consumía como bebida caliente. Sin embargo, el primer bombón nacería unos años después, en 1860, bajo el nombre de ‘Gianduiotto’, creado por Michele Prochet cuando unió cacao y avellanas. No es de extrañar que Marcas tan importantes como Nutella o Ferrero, sean torineses. 

La tradición chocolatera es tal, que existe una tarjeta llamada Chocopass, que te permite probar dulces repartidos por diversas pastelerías de la ciudad. 

Pero la cosa no se queda ahí, cada mes de marzo se celebra la feria del cioccolato, un evento en el que se homenajea al producto y donde puedes encontrar las elaboraciones artesanales más deliciosas de toda la región.  Y también las más originales, ya que allí, puedes tomarte hasta una cerveza de chocolate. 

¿Te han entrado ganas de dulce italiano ahora que se acerca San Valentín? En nuestra carta tienes hasta 9 postres diferentes para celebrar el amor como se merece. ¿Con cuál te quedas?

Si te gusta el cioccolato tanto como a los torineses, el Cioccofondente es tu dolce. Una oda al chocolate en todas sus texturas: fundido, en bizcocho y crujiente. Todo ello con crema de mascarpone que aporta el equilibrio perfecto. 

Si prefieres el chocolate en estado más puro, te recomendamos un Tutto Cioccolato o unas deliciosas Trufas que se fundirán en tu paladar. 

Si, por el contrario, buscas un toque más sutil, tenemos otras opciones para ti. La Cremolatta y los Cannoli. El primero es un bizcocho de chocolate sobre el que colocamos crema de caramelo y vainilla. Los Cannoli, por su parte, son dulces típicos de Sicilia, crujientes y exquisitos. 

Pero uno de nuestros favoritos, sin duda, es el Tiramisú. En él, el chocolate aparece en forma de cacao, equilibrando el sabor del café y del mascarpone. Cremoso, sedoso e ideal para compartir en San Valentín. 

Puedes disfrutarlo en restaurante o te lo llevamos a casa con Delivery. Pero, si haces un pedido y vienes a recogerlo, al Tiramisú, invita la casa. Llévatelo gratis con Take Away hasta el 21 de febrero de 2021.

Aprovecha y disfruta ahora de este romántico dolce italiano. 

Tiramisú italiano